lunes, 24 de agosto de 2015

El día dela habla serraillana 2015

Esti sábau celebrarun ena Serraílla comu ca añu el día dela lengua estremeña que tan bien supun conserval en essi puebrinu an pie de Monfragüi.  Esti añu, con menus caterva de genti que otrus golpis, los serraillanus, gruñioris i folasterus s'ajuntarun ena Praça ondi ya prencipiarun a hazel-si los primeru colrus de palraoris. Dos novedais traívan esti añu: las palabras de hierru i el menumentu d'omenagi ala penícula Territoriu de Bandolerus. Entre xotas, caravas en estremeñu i el cariñu delos serraillanus passemus una atardecía inolvidabli gracias ala tentigués del Duendi i a tolos vezinus que calavoran paque ca añu se celebri esta fiesta. El próssimu domingu, ena coluna de Palral Estremeñu del Periódico Extremadura, hadremus la corónica d'esti día, no vo-la perdais!
Ajuntandu-si la genti ena praça

El periodista Juan Pedro Sánchez i el Ismael Carmona revestíus d'estremeñus

An pie dela palabra Platijirri bailandu xotas



An pie de "curacu" i "cantamusa" conos bailis


L'alcaldesa a palral
El Néstor a inagural la estauta

El Ismael a palral an pie dela estauta del Cabrerín

Serraillanus del Duendi, de Territoriu de Bandolerus i biembrus del OSCEC

Zagalis revestíus

An pie del Estrebejil


Conas sopas de tomati i los higus ala nochi


domingo, 23 de agosto de 2015

Los cachus dela tarta



El fin-de-semana passau estuvi a Abuquerqui. Allegué tardi pa vel los teatrus que echavan i los estalachis a cuentu del festival mediaval. Hui, comu quien dizi, a arrecogel los papelis. Sin embargu, no me quitó de passeal entre las callis dela parti vieja i golisqueal ena casa'l cura convidau duna zagalina preciosa revestía astilu antiguu i escuseteal unus librus en latín que tenían de muestra. Tamién anduvi pala botica a vel los frascus con yervas. Ena chimenea colgavan unas rastras i descansava una carranca rehumbrosa. Arreparava enos arcus delas puertas i apreciava ca detallinu dela cantería: paquí una cara, pallí una herraúra, pallí una concha, pallí una caracola... Ena puerta Valencia namás sabía que retratal las marcas de canteru i miral pa tolos laus comu un críu chicu preguntandu-mi, en viendu el feitíu dela arquitetura, a tentu delos engranis de fechi. Passeé por cima dela muralla en ronda solitaria con cudiau de no abarrancal-mi i queá-lus sin coluna semanal (paque vean que piensu en ves en quandu en ustés, amigus letoris!).
Ya, pola tardi, mos abrierun el castillu de Luna. Me parava a ca ná viendu los rinconis, leyendu lemas delos escúus, marcas de canteru andiquiera ata que, dispués de bel satisfechu el coquillu, subí i deque vidi la imensidá d'enzinaris, sierras i monti, me se vinu un pensamientu: aquel castillu asseñalava un cachu dela tarta, símbolu del poel dunus pocus por cima delos estremeñus que labran uertus, carean piaras ajenas o descuajan. Aquellas pieras eran la conseña dela soberbia i el defendimientu del interés dunus poquinus. Duquis, marquesis, señoris, amus tós delo que se vé dendi allí arriba, modelus de comportamientu i lengua i mesmu protagonistas de cantaris. Verdaeramenti, los estremeñus ai sigrus que no semus amus de ná, ni siquiera de nusotrus propius. Ara que mos goviernan dendi otras torris, semus menus libris que nunca. Peru essu no importa, mentris que mos ofreçan el barru delas conquistas pa espolijal-mus. 


Los cachus dela tarta ( La Crónica de Badajoz - 23/08/2015 )

viernes, 21 de agosto de 2015

Cruz Díaz i El Duendi omenagean el poeta Carlos Sánchez Mateo

Ayel tardi l'associación serraillana El Duendi: en cata delo nuestru convidó el poeta Cruz Díaz Marcos pa dal un omenagi al escrivienti Carlos Sánchez Mateo ena casa dela coltura. 

Esti actu lo hizun a cuentu dela nueva edición del día la habla serraillana. En el actu echarun poesías del poeta serraillanu i amás uvu una representación del Embargu por parti del Cruz i cuyu vidiu puein vel los socius en el nuestru grupu del Facebook.
El Cruz, junta la Pilar i el Eduardo, del Duendi
Amañana ala tardi sedrá el passacallis cona genti revestía d'estremeñus i la furriona cona que convivil en serraillanu i passal una nochi agradabli entre los sonis dela nuestra lengua.

domingo, 16 de agosto de 2015

La seca, la quema i la gata

 
*Retratu dela sierra sacau en La Vanguardia
Si la tierra tuviera vos pa quexal-si delas facatúas del ombri contra ella, el gritíu duraría milis d'añus. Peru ella suporta múa el asfissii del alquitrán, la química del surcu i los inciendus. Criaora de vida i mairi de tós nusotrus, mos revolvemus contra ella i comu ijus desagradecíus i esuístas, cegaus más pol interés propiu que pol bien de tós, mos hazemus amus dun cortiju sin llavi que destravessamus ca ves que mos da la gana.

La Iberia ardi. No es namás la sierra Gata. Sierras, montis, pastus ardin andiquiera. Dirán que es una lástima pol paisagi, peru la verdá es que delo más odiosu que puei hazel el ombri contra la naturaleza es creel-si Zeu con un mistu i prendel el suelu agora que has calol, que assopra el airi i que está to secu. Ai relación entre leis que jugan con el usu del suelu i la maera i tantu inciendu? Qué sabemus allá! Ara, no son concidencias dela vida que aigan varius focus o que los pinus folasterus que pobran sierras i sierras estremeñas salgan a ardel a ca no ná, precisamenti quandu más descudiaus estamus, assín, por combustión espontania. 

Me recuerdu delos viagis pala sierra Gata quandu andava a trabajal en Coria, las oras de carava conos cilleranus que me contavan fiestas i cantaris, con angún amabli soyanu junta las casas de piera, conus viejus azevanus que me contavan dela guerra o los peraliegus que endilgavan pa casas i escúus. Dendi el castillu de Treveju se sobrecogi el ombri conas vistas duna tierra engurruñá por cima delas vegas d'Alagón. Agora, la vida d'estus puebrus de piera muará i precisarán d'ayúa pa recuperal la sierra i los campus conas simientis provincias i la briega de muchas manus: ayúa pa reponel la sierra que vuelvan los amoraoris i animalis ala su vida i el cariñu i la briega de tolos estremeñus, si la burocracia lo premiti. I si la justicia del ombri pena el naturicidiu, que castigui, porque la bondá dela tierra arropa con el su polvu lo mesmu el culpabli que'l inocenti. 


La seca, la quema i la gata ( La Crónica de Badajoz - 16/08/2015 )

lunes, 27 de julio de 2015

La vara aijá



Apreciau presidenti: Sé que usté es una pessona acupá, con muchus atijus i que ni las caloris le quitan de dil palos Mairilis a ca no ná. Tamién sé que lleva usté unus diínas apenas i que está mu enliau compusiendu el goviernu i entanguilandu tó, peru si está de vagal un ratininu, no se desaculi delas palabras dun paisanu i las llevi consigu ca ves que representi el nuestru puebru. Muchus malis çocotrean las vidas delos estremeñus, mesmu nel veranu, quandu los gruñioris s'arremollecin enos bañaerus, ain jornalerus que echan cuentas delas peonás, zagalonis que sirvin sin resuelgu enas tavernas pa pagal-si la matrícula o el billeti p'ahuyil i utónomus que sientin que ellus tienin la responsabilidá de tiral palantri del carru. Con essus revacaerus s'aginan los coraçonis de muchus estremeñus apergollaus que notan la soga al pescueçu que estiran dendi los despachus de Mairil o Uropa. Quiciá no esté ena su manu dá-li un arregliju aparenti, peru d'ahinchonal cona vara aijá ca ves que s'embocin los políticus de porcima en cosas que son de salú de tous, no tenga mieu, porque sedrá pol bien delos estremeñus.
Alo mejol se preguntará pa qué l'escrivu en esta lengua i es que siendu usté el presidenti delos estremeñus no devi d'inoral lo que su puebru palra, mejol dichu, lo que está dexandu de palral. En Estremaúra tenemus xalimegu, portugués i estremeñu i essus son los nuestrus universus: ca ves que los nuestrus muchachus se descadecin d'ellus, mueri la Estremaúra dela que es presidenti. Hieri los sentíus i el coraçón que los zagalis no palrin la lengua delos avuelus, tantu comu un inu flamencu o un bisonti ena hesa: es el retratu duna coltura que se farata i que p'aagradal á de revestil-si de hurramachu. Apreciau presidenti, essi no es velaí el caminu, puebru nengunu puló desaculandu-si delas raízis. Si precura el bien delos estremeñus, prencipii pola educación i la coltura, porque tolo demás vendrá logu encarrefilau. L'estaremus mu agraecíus.
La vara aijá ( El Periódico Extremadura - 26/07/2015 )  
La vara aijá ( La Crónica de Badajoz - 26/07/2015 )

domingo, 12 de julio de 2015

El estremeñu con gustu a barru


 En el veranu tamién ai cosas buenas. Los uertus están llenus de calabacinis, las tomateras llevan viciu i las guindas verdis recuelgan tronchandu las matas. Quandu el artolanu arrecogi tó essu i lo lleva en un sacu o enas aguaeras pa casa, sienti satisfación. Es lo que has el cudiu, que dispués dela trabajera, se vein los frutus.
Calli de Salva-Tierra
 Si los estremeñus hueramus assín de curiosus cona lengua, agora se palrava de continu enas callis i s'aprendía enas escuelas.
Carava final con Ildefonso Guillén, Joaquín Rodríguez Lara, Juan Aguilar i el Perigallo
 Ai artolanus del estremeñu que tienin el uertu enos sus puebrus i allí hazin por cudial la coltura oral de manera local. Ai una semana, l'Asociación Cultural Amigos de Salvatierra apreparó las VI Jornadas de Historia y Patrimonio a tentu dela lengua en el puebru del espichi, la maricona i el micu. Palrarun del patrimoniu oral del puebru, del vocabulariu delos cacharrus o, comu Ildefonso, delas palabras despetivas i cariciosas delos botijerus. Juan Aguilar truxu reflanis a mansalva i el Perigallo contó con aziu la su esperencia dendi el choçu ala escrivanía. Tó assestíu por Rodríguez Lara, que diva encarrefilandu. 


Recital del maestru Feijóo
El professol Viudas

Dos chalras se destacarun: la de Viudas, que, entre ringurrangus i desurdiendu-si alo çonçu delas preguntas, mos palró con retólica del "castellano de enjundia" delos estremeñus, que'l "español de Extremadura está entre fórceps" i otras pandacás conas que mos emboeció ata que ala finitiva palró del neologismu "castúo", sin dizil ná del estremeñu. Siquiera atinó cono del sustratu común con Portugal enantis de tiral la raya.

Juan Rodríguez Pastor conos travalenguas
  Ena otra punta, la de Rodríguez Pastor: palró de travalenguas, cuentus i acertonis con maestría, alegrandu la mañana del domingu i asseñalandu la precisión de recadal tolos materialis essus i de compartí-lus.

El Gamero, el Perigallo, Joaquín Rodríguez i el Ismael tras del conviti

Quandu los zagalinus del puebru subierun a echal ca unu un travalenguas, entendimus que essi era el caminu: que los más nuevus sigan aprendiendu i cudiandu delo que es del puebru. Que ellus gozin del frutu... si cudiamus nusotrus la mata.

Dendi aquí la norabuena ala Asociación Cultural Amigos de Salvatierra i un huerti vencijón paque sigan trabajandu pol patrimoniu coltural delos botijerus.

sábado, 4 de julio de 2015

Al serenu dela nochi de san Juan

 
La mojá dela vara, en Çafra. Víctor Pavón (HOY).
Por si angunu estava descudiau i lo cogió a perru parau, amus entrau en el veranu. Algu se quería barruntal ya conas caloris que hazin vendel cerveza fresca, assolanal tomateras, zumbal los airis acondicionaus i los silguerus con el picu abiertu apossal-si ena sombra. Quiciá que angunu, inoranti delas cerezas, las cirgüelas i los malacatonis, no aiga salíu al campu pa vel los pastus secus, delos regatus namás que la conseña i los honchis pal ganau con el hondón ala vista. I es que pa quandu son las vacacionis palos críus, los dessamis delas acaemias i escuelas d'idiomas i las esposicionis, ya llevamus mediu veranu sufríu ena piel, percuía i esturá con un ratu que salgamus al solajeru. I essu que acaba de sel san Juan! Por ciertu: s'án purau ustés con el huegu o con el'agua? En Estremaúra ai puebrus que prendin choscas, hazin çahumerius i en otrus es el'agua que sirvi pa limpial del añu las cosas malas i atrael las buenas. Lo mesmu la lumbri de Coria, que las Encantás del Montiju o que la vara que mojan pa Çafra son manifestacionis dela parti más honda de nusotrus, de tradicionis que espurechan el cuerpu i la memoria. Algu tien la nochi de san Juan que has que los seris del'agua salgan i essa mesma agua mos lavi pa hondeal cono malu. Quántus quearun una vasija con agua al serenu dela luna de san Juan? Los que se lavarun la cara i las manus, enantis del'alva tocal conos sus rayinus el'agua, s'abrán sentíu más espurechus i libris. Namás pa quital los pensamientus malus i las recordacionis delas acionis propias i ajenas que mos dañarun, un gestu, que, comu tolos que mos hazin bien comu el perdón o una sonrisa sincera, es cenzillu i mos vuelvi más corragiosus i en equilibru cono que está al reol. Tan modernus que semus, no perdamus de vista la luna i el sol porque las pantallas mo-los incultin: el nuestru cuerpu los sienti igual.
Al serenu dela nochi de san Juan ( El Periódico Extremadura - 28/06/2015 )

sábado, 27 de junio de 2015

Depeímus el Rincón Extremeño

Esti sábau hue el últimu pograma dela temporá. Nos amus despeíu hiziendu un bandeu polos pogramas que amus hechu duranti el añu. Amus acordau los que más gustarun ala genti, angunas delas palabras curiosas delas que palremus i mesmu estuvimus a memorial-mus delos escrivientis i testus que recitemus i leímus enos pogramas. 

P'arrematal, cerramus con El cantal del pirata (La canción del pirata) d'Esproceda en una tradución propia en estremeñu que vos queu aquí.




Con dies cañonis por banda,
airi en popa a toa vela,
no corta el mar, más bien vuela
un veleru bergantín;
buqui pirata pirata que dizin
pola su bravés el Temíu
en tola mar conocíu
dun esquilón ata’l fin.

La luna nel mar rehila,
ena lona himpla el vientu
i alça en brandu movimientu
olas de prata i azul;
i vé el capitán pirata,
cantandu alegri ena popa,
Asia en un lau, en otru Uropa,
i allá de frenti Estambul:

—Navega, veleru míu,
sin temol
que ni enemigu navíu,
ni bonança, ni tormenta
el tu rumbu a mual llega,
ni a assujetal tu valol.

Venti presas
amus hechu
a despechu
del ingrés
i án rendíu
cien nacionis
a mis pies.

Que es mi barcu mi tesoru,
que es mi Dios la libertá;
mi lei, la huerça i el vientu;
mi patria única, la mar.

Pallí muevan ferós guerra
ciegus reis
por un cachu más de tierra,
que yo tengu aquí por míu
tolo que abarca el mar bravíu
al que naidi impusu leis.

I no ai praya,
qualquiera sea,
ni bandera
d’esprendol
que no sienta
mi derechu
i dé pechu
al mi valol.

Que es mi barcu mi tesoru,
que es mi Dios la libertá;
mi lei, la huerça i el vientu;
mi patria única, la mar.

Ala vos de «barcu vien!»
es de vel
que revira i s’aprevién
a hopu tendíu a escapal:
que yo só el rei del mal
i mi ravia es de temel.

Enas presas
yo dividu
lo cogíu
por igual:
namás quieru
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barcu mi tesoru,
que es mi Dios la libertá;
mi lei, la huerça i el vientu;
mi patria única, la mar.

Setenciau estó a muerti!
Yo me riyu:
no m’abandoni la suerti,
i el mesmu que me condena
colgaré d’anguna entena
quiciá que nel su navíu.

I si caigu,
qué es la vida?
Por perdía
ya la di
quandu’l yugu
del escravu
comu un bravu sacuí.
Que es mi barcu mi tesoru,
que es mi Dios la libertá;
mi lei, la huerça i el vientu;
mi patria única, la mar.

Son mi música mejol
aquilonis
el estrumpiciu i temblol
delos cabris sacuíus
del negru mal los bramíus
i el gañil de mis cañonis.

I del truenu
al son violentu
i del vientu,
al su gañal,
yo me duermu
’calugau
cuneau
pola mar.

Que es mi barcu mi tesoru,
que es mi Dios la libertá;
mi lei, la huerça i el vientu;
mi patria única, la mar.