domingo, 26 de mayo de 2013

El OSCEC ena Fiesta de Viriatu

Vetonis, romanus, dulçainerus con tamboris de pelleju de cabra, dançantis chiquinus o un estalachi que dizin El Rengue con música de Arroyo de los Cagaos: tó s'atopa drentu delas barreras i callis de piera del Guiju de Sta. Bárbara por mó duna delas figuras prencipalis dela estoria estremeña de quandu lusitanus, vetonis i célticus pastavan paquí el su ganau i empuñavan falcatas.

El OSCEC aballó ayel pala VII edición delas fiestas de Viriatu alas sierras del norti pa conocel el trebaju del'associación La Fuente del Pueblo i el ayuntamientu del Guiju en custionis colturalis. Mos queemus suspresus dela manera en que lo tradicional estremeñu s'arrebuja conos passaus vetonis, los tintis celtas i romanus, precurandu essi recuerdu del ombri delos viria. A dambus a dos muchas gracias pola oportunidá de poel aportal el nuestru baguinu d'arena.

Almiracionis del Guiju dendi el miraol
 I es que en viendu aquellas montañas, las gargantas, los plaus delos lombus, el'agua a correl por tous laus i una primevera que amorra ata queal-si clissau es mu faci maginal-si, porteau enas essencias delos puebrus cimerus, a Viriatu corriendu con el su cavallu por essas barreras. 
Azulejus dela entrada
 El Guiju, enque chicu i con retortuñas, comu los puebrus serranus se destaca por sel puebru ganeru, no de familias ricas ni grandis dinastías. No se vein escúus nobiliarius, no toças de granu, sinu casas altas de piera con traviessas de maera que s'avançan sobre las callis.
Calli del puebru
 De chopetón, en una d'ellas leemus el letreru Calle de Viriato entre otras callis  con nombris cenzillus comu Barrera del Llano, Barrera del Egido, la Berrugosa o la Mata.
Letreru dela calli Viriatu
 Ena praçuela dela huenti mos encontramus los sonis de dulçainerus que vien d'otrus tiempus i d'otrus lugaris con tamboris de pelleju de cabra, pulseras de cueru i ritmus antiguaus i sugerentis. Son los Veritas nostra que tocandu sonis del medievu s'acercan alas viejas músicas paganas de callis i ritualis perdíus ena memoria delos sigrus.
Veritas nostra, dendi Oropesa
 I formi acaban essus sonis de patrás, un grupinu de guijeñus s'ensayan junta la huenti, tocandu la quitarra i la bandurria, xotas i cantaris estremeñus de romerías, atrayendu la golienda de mairileñus i folasterus que andavan a vel los estalachis dela praçuela.
A tocal xotas i rondas
 Dispués que abaxó el tamborileru del lugal ala praça emprencipian los preparus pala actuación más esperá del puebru: los muchachinus dançantis. En el mediu la metá la praça, hateaus de brancu i con cintas de colorinis i la bandera estremeña, los zagalinus siguin los sonis dela gaita i el tamboril arreliandu las cintas o tocandu i bailandu conos palus.
Dançantis conas cintas
 Pairis i avuelus tiran de máquinas de graval i de retratal pa recadal essi momentu de holgoriu i rehuíju delos guijeñus. Los zagalis, enque chiquinus, no perdían los passus i eniciaus ya enas antigüíssimas danças dela Vera acibin el testigu del pesu coltural.
Dançantis a tocal los palus
Púbricu aportandu al salón

Duranti la praça s'espejava i aviavan un circu improvisau, arriba, nel salón de prenus dela Casa-Conceju haziámus los preparus pala chalra. Asperamus un ratu ata acabal el barullu dela praça. El biembru del OSCEC, Daniel Gordo, s'estrenó con una entrodución ala custión prerromana delos vetonis i lusitanus, el escrevieru que tenían i los testimonius en Estremaúra dela su coltura.



Emprencipiandu la chalra
 Siguió el presienti del'associación, Ismael Carmona, cona Las lenguas i la coltura d'Estremaúra dendi los tiempus de Viriatu por entera en estremeñu.
Chalra alo primeru conos dos palrantis

Assestentis
 El púbricu que estuvu al tentu delas palabras en estremeñu se susprendía i s'emocionava quandu custionis comu la escuela, la reconocencia delo provinciu o el valol dela coltura delos puebrus divan resonandu en estremeñu pola sala, sostribau tó en delo más cercanu alo más largu, la variedá, el compartil la coltura i no cael en imposicionis.
Assestentis a ascuchal
La carava de dispués dela chalra hue, comu aconteci en sitius con hormiguillu coltural, lo mejol dela nochi. Professoris, maestrus, vezinus guijeñus, de Xarandilla, Mijadas i otrus puebrus comentarun i dierun las sus opinionis i hizun las sus perguntas. Se descareció i alamentó la hunción dela televisión ena perda dela coltura provincia, se perguntó polos origin del estremeñu, los estudius que llevavamus hechus, la custión de volvel patrás en custionis lingüísticas, el castúu i el estremeñu, etc. Se contarun anégotas acontecías por causa del gastu del estremeñu ena vida cotidiana i enos trebajus i uvun emocionis que se sobressaltarun en oyendu el estremeñu, arrecordandu-si palabras comu lecantina, amañana, valol o veleí. 

El estremeñu gusta porque se sienti i se reconoci quandu vien limpiu delas concencias malas i prejuízius, porque es la lengua ena que muchus estremeñus án estau viviendu (i muchus por suerti entovía siguin a viví-lu). A pocu que la desinquietú coltural esté enrazá en un puebru, lo estremeñu es un passu natural. Emprencipiandu polos vetonis i acabandu pola lengua estremeña, passandu polas danças de colorinis, los tamborilis i las enseñas cona nuestra bandera. Velaí el Guiju, puebru que enseña tó essu al mundu, namás ai que estal dispuestus a conocé-lu en días comu estus. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario